En términos concretos, los servidores híbridos se encuentran en medio de los servidores privados virtuales y de los servidores dedicados virtuales, teniendo como resultado un excelente performance en cuanto a recursos sin llegar al costo de un servidor dedicado.
Con este tipo de servidores es posible superar capacidades y recursos de un servidor VPS sin llegar completamente a un servidor dedicado, permitiéndole al usuario la flexibilidad deseada para administrar cualquier sistema de información, aplicaciones o BBDD disponibles en la industria actual.